Buscando el optimismo

Por física imposibilidad para entrar a publicar, hace dos días tengo en remojo la noticia sobre un implante cerebral inalámbico desarrollado en la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island (USA), que es suficientemente pequeño para implantarse bajo la piel del cráneo y permite  registrar la actividad cerebral y transmitirla mediante una conexión inalámbrica.

Traigo hoy esta noticia porque no ha perdido vigencia y me parece muy alentadora por las muchas posibilidades que brinda tanto en neuromedicina como en otros campos, el poder estudiar de forma natural los circuitos cerebrales y comprender así su  funcionamiento (esto, aparte de las especulaciones del artículo sobre la  creación de una tecnología que permita a las personas con problemas de movilidad controlar un ordenador o una silla de ruedas con sus pensamientos).

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s