Buscando el optimismo

Aunque no paramos de oír y de hablar sobre recortes por doquier, sabemos que hay cosas que no terminamos de hacer bien, que hay excesos que nos vienen mal. Pero hay dos diferencias fundamentales entre los primeros y la solución a lo segundo: el agente y el resultado.

Los recortes vienen impuestos por políticos sin agenda propia que además rarísima vez podemos sospechar que tengan la menor idea de lo que provocan. Y son recortes perniciosos, como desvelarán las estadísticas de mortalidad y de esperanza de vida los próximos años.

Pero hay determinados recortes y ahorros propiciados por personas expertas, y suelen suponer una solución positiva a un problema real detectado. Es lo que ocurre con los antibióticos. Son auténticas bombas contra los microorganismos patógenos, y contra los benéficos. Y para colmo las bacterias evolucionan y se les hacen resistentes. Pocas veces más certero aquello de “peor el remedio que…

Ver la entrada original 70 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s