psy'n'thesis

NeurochacharaUn reclamo publicitario frecuente es el sexo, otro –extrañamente- es la Ciencia. Si bien el primer recurso parece bastante natural dada nuestra preparación biológica para prestar atención a estímulos de naturaleza sexual, en el caso de la Ciencia el mecanismo persuasivo parece más sutil y tal vez por ello también menos sujeto a la crítica racional. Quizá la Ciencia se ha convertido en la nueva Autoridad, que determina qué productos son los más adecuados para consumir y cómo debe uno comportarse en el templo del consumo –el supermercado. Pero paradójicamente, se trata de una actitud poco acorde con el verdadero espíritu de la ciencia.

Por otra parte, cierto temor a reconocer que uno no sabe qué es el Lactobacillus Casei y la necesidad de creer en soluciones mágicas contribuyen a que –desde lo más profundo de su mente- el consumidor se entregue a la compra compulsiva de cualquier tipo de…

Ver la entrada original 336 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s