psy'n'thesis

emaildepression

Abrir un email es como comprar un billete de lotería…lo que lees puede ser un auténtico premio…o resultar algo frustrante. Quizá la analogía no sea muy exacta, pero lo cierto es que en ocasiones ver el aviso de correo y hacer click sobre él puede cambiar nuestro día para bien o para mal. Unos investigadores de la Universidad de Melbourne (Australia) se han dado cuenta de este potencial del correo electrónico para cambiar emociones y comportamientos y han tratado de adaptarlo para uso en el contexto terapéutico.

Según plantean Morgan, Mackinnon y Jorm (2013) en el último número de Behaviour Research and Therapy, recibir e-mails automáticos que tratan de promover el uso de estrategias de autoayuda contrastadas puede tener efectos positivos sobre la mejora del ánimo en personas con síntomas subclínicos de depresión. Para comprobar esta hipótesis, llevaron a cabo un estudio en el que participaron 568 adultos (79%…

Ver la entrada original 657 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s