Buscando el optimismo

Tenemos ejemplos diariamente de cómo el relajamiento y desaparición de las leyes y de los reglamentos acaban facilitando procesos perniciosos y comportamientos nada honorables. Las leyes son las ligaduras que mantienen viable el sistema mecánico a que se puede asemejar una sociedad.

En el caso del medio ambiente y de la explotación de sus recursos para el beneficio humano, si algo puede enjuagar el daño que hace la Economía al olvidar y no contabilizar las “pérdidas” ocultas de la devastación de hábitats y la pérdida de biodiversidad, aquello es sin duda un sistema de leyes que haga más sostenible para el entorno y el conjunto de las especies nuestra explotación.

Por ello considero una buena noticia que el Parlamento Europeo haya acordado prohibir los descartes de los barcos pesqueros, es decir, que éstos tiren al mar parte del pescado que capturan (hasta la mitad en muchos casos), y que…

Ver la entrada original 36 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s