Buscando el optimismo

Llevamos muy poco de 2013 para adivinar por dónde “tirará” el año, o de qué “dirección” nos llegarán genuinas alegrías. A duras penas quienes trabajamos hemos aguantado la vuelta a la tarea y peor habrá estado quien no tiene trabajo. Incluso para saber si estos últimos son más o menos que en diciembre faltan aún muchos días.

Así que tal vez debiéramos echar una mirada atrás, al extinto 2012, e investigar de algún modo sus legados positivos. Efectivamente, el paro que mencionaba en el párrafo anterior es tal vez la peor noticia y herencia globales que nos dejó el muy malhadado año pasado. Pero también hubo cosas positivas que seguirán evolucionando este año, revolucionándonos tal vez.

Por ejemplo:

Los objetos viven más
Frente a la obsolescencia cada vez más rápida (programada o no) de los productos que nos ofrece el mercado global de masas, la crisis (una vez más) y…

Ver la entrada original 441 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s